The Game se “cae” del cartel

El artista americano The Game (Jayceon Terrel Taylor) no acudirá a la edición de este año del Festival Cultura Urbana. El rapero no podrá salir de Estados Unidos por problemas fiscales contraídos con esta nación. Esta cancelación de última hora se conoció la madrugada del jueves 29, cuando la agencia que tiene los derechos del artista avisó desde el aeropuerto de Los Ángles comunicando la negación de las autoridades para que The Game abandonase el país.

Los organizadores del Festival Cultura Urbana denunciarán tanto al artista como a su agencia por el incumplimiento de contrato, ya que, desde un primer momento se les aseguró que no existiría ningún problema con la justicia, vistos los antecedentes del artista que había estado anteriormente en la cárcel.

Parece un festival “gafado” pues en las dos últimas ediciones se han caido del cartel sus artistas principales. El año pasado Nas también incumplió el contrato, pero por motivos bien diferentes. El rapero de Queens pidió un aumento en las cantidades contractuales en el último momento, algo que los organizadores no podían asumir.

Si el año pasado gran parte del público acudía con la intención de ver al artista neoyorquino, este año la expectación estaba puesta sobre The Game, pero no cabe duda que el evento continuará siendo de gran importancia porque en sus cinco ediciones se ha tomado cada vez más presencia en la esfera nacional del hip hop.

Esta cancelación ha provocado que el rapero californiano sea sustituido por J-Ro miembro del grupo norteamericano Tha Alkaholiks (en inglés).

The Game no acudirá al Festival Cultura Urbana 2008

A continuación os dejo algunos de los mejores temas del rapero de Compton para que podais disfrutar con su música aunque no con su presencia en San Sebastian de los Reyes:

Dreams

How We Do

One Blood

Let´s Ride (Strip Club)

Viñarock regresa a los orígenes

Crónica del mayor festival de arte nativo en España

Como todos los años desde 1996 este puente de mayo se celebró el Festival de Arte Nativo Viñarock en la ciudad manchega de Villarobledo durante los días 1,2 y 3 de mayo. Este ha sido el decimotercer festival. Año a año se ha ido viendo la evolución y las mejoras introducidas por los organizadores que le han convertido en uno de los festivales más importantes de nuestro país.

Cartel de la decimotercera edición del Festival de Arte Nativo Viñarock

Tras la polémica surgida el año pasado con la organización del festival. Cuando ayuntamiento y organizadores no lograron un acuerdo y esto provocó que el festival terminase por celebrarse en la localidad de Benicassim (Valencia). Por este motivo este año existía la incógnita sobre qué iba a pasar con el evento. Dejando polémicas a parte, ha vuelto ha su recinto habitual en la manchega localidad de Villarobledo (Albacete). El Viña ha vuelto a sus orígenes y en estado puro.

El año pasado el ayuntamiento reclamó para sí el festival cuando nunca quiso ayudar a los organizadores, que se las tuvieron que bandear ellos solitos durante más de diez años para sacar adelante el festival.

La principal disputa se centraba en el grupo Soziedad Alkoholika, juzgados por apología del terrorismo, pero siempre saliendo indemnes de las causas que se les imputaban. Los organizadores declaraban su derecho a eligir libremente los artistas para el evento, mientras que el ayuntamiento de Villarobledo se negaba a que actuasen en su pueblo. Finalmente, no les dejaron tocar en el pueblo albaceteño y se celerabron dos festivales. El de toda la vida pasó a la ciudad valenciana de Benicassim y en el pueblo manchego se celebró uno minoritario con grupos nacionales exclusivamente.

Salió ganando el público, pero en el fondo decepcionó porque se había perdido la esencia del evento. El escenario estaba bien montado pero aquello no era lo mismo, se había perdido una tradición. Este año la disputa ha continuado pero el juicio lo ganó el pueblo de Villarobledo y su festival regresó por la puerta grande.

Es un festival fundamentalmente rockero en el que se han ido incluyendo otros géneros musicales para aumentar cada año el público asistente y convertirlo en un festival con multitud de fusiones musicales. De este modo y aprovechando el auge de la música hip hop en nuestro país, hace unos cinco años se incluyó el rap entre las actuaciones del festival.

A diferencia del año anterior cuando las lluvias llegaron a inundar los escenarios y se tuvieron que suspender muchas actuaciones. Este mayo lució un sol radiante en el pueblo manchego y más de 70.000 personas pudieron disfrutar de los 90 grupos que participaron en el evento musical. Además se dejaron notar con creces las medidas adoptadas por la organización para garantizar la comodidad de los espectadores: la zona de acampada resultó ser mucho más amplia y estaba perfectamente acondicionada. Dispuso de un horario más puntual evitando los retrasos y los incidentes provocados por estos en anteriores ediciones.

En lo referente a las actuaciones musicales, los grupos de Hip Hop ofrecieron sus directos en el escenario Babilonia. Fueron más de 30 horas de conciertos que se iniciaron el jueves 1 de mayo con el grupo alicantino Demasiado De compuesto por Syla y Bha. A este concierto le siguió el de los maños Flowklorikos encabezados por su cantante Lechowski que por fin consiguió contactar plenamente con el público haciendo un repaso por los temas de su último álbum Donde duele inspira.

Los tres siguientes artistas que pasaron por el escenario Babilonia fueron el dominicano Newton, los andaluces Arma Blanca y la pareja madrileña Duo Kie, que como siempre animaron al público con su divertida puesta en escena.

La llegada de la noche traía consigo las actuaciones de los grupos más esperados. Los primeros en salir al escenario fueron los catalanes Falsalarma, que hicieron un repaso por los temas míticos de su carrera, pero fundamentalmente utilizaron el concierto para la presentación de su nuevo disco Ley de Vida que se había puesto a la venta el día anterior. A los de Sabadell les siguió Nach y, para la última actuación de la noche estaba reservada la participación de Mucho Muchacho con su grupo 7 Notas 7 Colores. El MC del Prat deleitó a los asistentes con su peculiar estilo y no faltaron sus canciones emblemáticas que marcaron los orígenes del rap en nuestro país. Cada vez es mayor la expectativa que se genera hacia la publicación de su nuevo disco prevista para este año.

El segundo día de conciertos aguardaba grandes sorpresas para los asistentes. En primer lugar saltaron al escenario los andaluces Dogma Crew que hicieron desperezarse al público en la calurosa tarde con canciones como Antihéroes o Chúpala. Este concierto fue la antesala de la actuación más aclamada de la presente edición. B-Real miembro de la mítica formación americana Cypress Hill deleitó al público con su espectacular sonido y magnífica puesta en escena, contribuyó mucho a su éxito el perfecto dominio del castellano exhibido por el americano. Son dignas de mención por el entusiasmo mostrado por el público dos de las canciones que interpretó: Insane in The Brane y Yo quiero fumar.

B-Real miembro de Cypress Hill

Para cerrar la noche apareció en escena uno de los grandes del panorama español, Tote King,que constató el éxito de su último disco Un tipo cualquiera publicado en 2006. Mostró su mejor cara con sus letras cargadas de ironía y crítica hacia la sociedad, esto sin olvidar sus canciones más célebres como Uno contra veinte MC´s.

El último día de festival en cuanto a Hip Hop se refiere mostró las actuaciones más flojas de la tarde con grupos como Primer Dan o A3 Bandas, que bien por su inexperiencia en el evento o falta de interés por los espectadores con consiguieron cuajar buenas actuaciones. El que si levantó mucha expectación fue Shotta, recién editado su segundo LP, Sangre, realizó una actuación plagada de fuerza y sin saltarse ninguno de sus temas favoritos. Al joven sevillano le siguió todo un veterano como Xhellaz, que realizó la interpretación perfecta sin ayuda de coros ni colaboraciones. Este cantante maño se ha ganado un puesto en el panorama nacional con su fuerza delante del micro y viene demandando hace varios años mayor presencia en el cartel del Viña.

Y no podía haber Viña Rock sin la participación en él del grupo zaragozano Violadores del Verso. Cada año han asistido al festival y siempre han conseguido el respaldo absoluto de los asistentes. Su concierto se basó en el último disco Vivir para contarlo, pero como siempre en sus actuaciones no faltaron los grandes himnos del grupo: Máximo exponente o La ciudad nunca duerme.

Doble V cuajó una gran actuación durante esta edición del Viñarock

Siempre es muy esperada la última actuación que cierra el festival. En esta edición corrió a cargo del mejor cantante de reggae en español, Morodo. Saltó al escenario acompañado por una banda de percusión para hacer un repaso por sus grandes éxitos ante casi 20.000 personas que le aclamaron en todo momento.

En líneas generales las actuaciones han tenido un buen nivel con especial significación las de Violadores del Verso y B-Real, ya que no es frecuente la presencia de grupos extranjeros en el cartel, pero la aparición del miembro de Cypress Hill ha puesto de manifiesto, que si los organizadores buscan buenos artistas extranjeros terminan por triunfar en el escenario. Como ya ocurrió con la mítica actuación de los franceses Saian Supa Crew en la primavera de 2003.

La única nota negativa y que está marcando una tendencia últimamente es la ausencia de colaboraciones en el escenario entre los grupos. Se había convertido en una nota distintiva del género, pero se da cada vez con menor frecuencia.

El de este año ha sido un festival de reencuentro entre Villarrobledo y los fieles asistentes al evento. Con esta vuelta a los orígenes no ha hecho más que ponerse de manifiesto la importancia nacional que edición tras edición se ha ganado el Viñarock.

Mortífero R.A.P.

No quedan lejos los tiempos cuando en Estados Unidos la rivalidad entre los raperos de la Costa Este y la Costa Oeste sembraba los estudios de letras hirientes y las calles de tiroteos alocados. Era una época en la que pertenecer a una u otra costa aparte de definir tu estilo musical te enfrentaba directamente y hasta la muerte con los de la contraria.

Pero hoy en día parece que algunos sienten añoranza por este pasado y pretenden revivirlo. Hace ya catorce años del asesinato de Tupac Shakur (en inglés). Su rivalidad con el neoyorquino Notorius B.I.G. tuvo gran resonancia en la sociedad norteamericana, y, ambos acabaron muriendo en extrañas circuntancias precisamente en la ciudad de su máximo adversario.

Estos hechos han vuelto a salir ahora a la luz . El diario estadounidense “Los Angeles Times”(en inglés) se tuvo que retractar por publicar una información en la que aseguraban que unos documentos obtenidos del FBI(en inglés) implicaban a los socios de Sean Combs (Puff Daddy), entre ellos Notorious B.I.G. en el asesinato de Shakur en Nueva York en 1994. Tras la publicación de esta información Combs ha reaccionado rápidamente anegando cualquier impliación en el ataque: “esto va más allá del ridículo, es completamente falso”.

El diario publicó en su web una rectificación de la noticia, y, ha declarado que su principal intención ahora es demostar que los documentos citados son completamente ciertos y los artistas citados tuvieron relación con dicho incidente. Según esto los ideadores del ataque habrían sido, el manager de Notorious B.I.G, Jimmy Rosemond, y el promotor James Sabatino, actualmente en la cárcel por tráfico de drogas, por la constante negativa de Shakur para unirse a su discográfica. Así estos documentos mostrarían que ellos fueron quienes enviaron a los matones que debían darle una lección. Los tres o niegan estas acusaciones y mantienen la boca cerrada para no salir peor parados.

Son ya once años los que han pasado desde lso asesinatos de Shakur y Biggie, y todavía hoy en día sus casos siguen abiertos. Hace escasas semanas comenzó el rodaje de la película Notorious producida por la Fox, que contará la vida del rapero. El papel lo encarna otro rapero, Jamal Gravy Woodlard (en inglés), y el film realizará un repaso desde sus inicios vendiendo drogas, su rivalidad con el rapero neoyorquino Tupac, hasta su muerte tiroteado en California el 9 de marzo de 1997, supuestamente como venganza por el anterior asesinato de Shakur, en lo que fue la culminación de la guerra este-oeste en el hip hop norteamericano.

Biggie y Shakur comenzaron siendo amigos y terminaron enfrentados

Su rivalidad fue más allá de los escenarios, vertieron letras ofensivas hacia su contrincante sin ningún tipo de censura, y este odio visceral les llevó hasta la tumba. A continuación cuelgo dos videos que dejan constancia de su enfrentamiento verbal en sus respectivas canciones:

Notorious B.I.G: Ready to die

Tupac Shakur: Hit em up