Banksy: el graffitero invisible

Banksy es el seudónimo que utiliza un graffitero británico del que apenas se conocen datos porque prefiere mantener oculta su identidad. Pretende pasar inadvertido porque está buscado por la ley británica e internacional. Su obra se presenta en varias ciudades de todo el mundo, especialmente en Londres. Realiza murales pintados con spray así como dibujos plasmados en plantilla. Se define a sí mismo como un artista guerrillero, asegurando que resulta más sencillo obtener el perdón que el permiso para pintar en calles y museos.

Se tiene la creencia de que se trata de un varón blanco de entre 28 y 35 años que viste con estética underground. Un periodista de periódico Guardian Unlimited tuvo el privilegio de poder entrevistarlo en persona y lo definió como una mezcla entre Jimmy Nail(en inglés) y el rapero británico Mike Skinner(en ingles).

Su carrera comenzó el año 1992 en las calles de Bristol, la que se presupone como su ciudad natal. En el 2000 organizó una exposición en la capital británica y hasta el momento ha pintado paredes en las ciudades más importantes del mundo (Nueva York, Barcelona, México DF o Palestina) sin que nadie haya podido reconocerle aún.

Mural de Banksy en un túnel de Londres

Su actividad también se extiende a la venta de libros con sus dibujos, así como de cuadros por los que se han llegado a pagar hasta 25.000 libras esterlinas. Trabaja para algunas organizaciones no lucrativas como Greenpeace y para empresas tales como Puma(en ingés) o MTV.

Le encanta poder burlar los sistemas de seguridad de los mejores sistemas del mundo para introducir clandestinamente su obra artística. Hace algunos años durante una exposición de arte romano en el Museo Británico, se las ingenió para “colar” una piedra talla por él que mostraba a un hombre primitivo portando un carrito de supermercado. Fue el propio Banksy quién advirtió del fraude en una página web tras varios días de exposición. En el Museo Metropolitano de Nueva York consiguió colgar un cuadro que mostraba a una mujer de época con una máscara antigas y en el Museo de Brookyln presentó una pintura de un soldado de la época colonial pintando graffitis en contra de la guerra. Estos son algunos ejemplos de sus “fechorias” realizadas en museos internacionales con la intención de dar resonancia a su obra.

Piedra tallada por Banksy introducida en una exposición del Museo Británico

Las ratas de Banksy

Sus obras fundamentalmente tratan de hacer una denuncia social sobre temas políticos. Así es común que en sus pintadas aparezcan temas relacionados con la pobreza, las injusticias o aspectos ecológicos. Le apasiona poblar las paredes de todo el mundo con sus “ratas” que ejercen actitudes humanas. Una de sus provocaciones consiste en lo que denomina como oportunidad de foto aquí, que nos señalan lugares poco agradables que no nos gustaría ver.

Sus ratas pueden aparecer en cualquier parte de la ciudad

En agosto del año 2005 Banksy realizó murales sobre el Muro de Cisjordania construido por Israel, más concretamente en las ciudades de Belén, Ramala y Abu Dis. Su intención consistía en denunciar la actual situación del conflicto árabe-israelí, y, mostrar al mundo que aquello resulta ser una tierra maravillosa devastad por la guerra.

Detrás del muro existe un verdadero paraíso

MIentras realizaba su última obra en la capital londinense fue captado por la cámara del teléfono móvil de un transeúnte, y se presupone que el graffitero que aparece en ella es Banksy. Esta foto se publicó en casi todos los medios británicos. Salió a la luz al mismo tiempo que el Ayuntamiento londinense de Tower Hamlets aseguraba que iba a borrar todas las pintadas porque ensucian y hacen más inseguros los barrios.

En la fotografía se ve a un hombre de unos treinta años pintando la prolongación de las líneas amarillas que están junto a un bordillo, para transformarlas en una flor. El portavoz del artista no ha querido desmentir ni confirmar que realmente se trate del graffitero de Bristol.

El graffitero que aparece en la imagen podría ser Banksy

Ironías con famosos

Con su obra critica la falsedad que piensa que impera en nuestra sociedad actual y han dedicado varias de sus pinturas y dibujos a ironizar sobre las actitudes de algunos personajes famosos. La más destacada fue la que realizó junto al DJ Danger Mouse. Ambos adulteraron unas 500 copias del disco debut de Paris Hilton , y las distribuyeron por las tiendas como si se tratase del álbum verdadero.

Danger Mouse compuso varias canciones con la voz de Paris Hilton excalmando su expresión más usual, “That´s hot”(es genial) o preguntándose “¿Para que sirvó?”. Por su parte el graffitero modificó digitalmente la carátula del disco, de tal forma que se ve a la jóven norteamericana en las misma lides que en el video pornográfico que se difundió sobre ella por Internet. En otras imágenes se presenta a la artista con una cabeza de perro. El disco manipulado se distribuyó por gran parte de las tiendas de música del Reino Unido.

Modificación completa del disco de Paris Hilton

Este graffitero británico se encuentra como todos los que realizan esta actividad entre la estrecha línea del arte y el vandalismo. No cabe duda de que se ha convertido en todo un fenómeno mundial y se están pagando cifras millonarias por sus obras en muchas subastas.

A continuación y a modo de galería se presentan varios videos que recogen parte de su obra:

Muro de Cisjordania

Disneyland

Los Ángeles

Nueva York

Museos Metropolitano y Brooklyn

Palestina

Londres

Belén

Un talento sin explotar

Lara Martín Palomares es una joven madrileña de 21 años cuya pasión siempre ha sido la música. Desde pequeña se inclinó hacia este ámbito pero sin llegar a dedicarse a ello. Sus profesores de música del colegio descrubrieron su talento natural para la música. Empezó haciendo actuaciones en el colegio, estuvo en la academia Partichela de Tres Cantos (Madrid) educando su voz pero no encontró su verdadera vocación en la música. Un miembro del grupo La Pulga Funkera la escuchó en una de sus actuaciones y decidió que fuese su cantante, además se encargó de escribir varias canciones. Estuvo dos años y después lo abandonó.

¿Cómo fue tu experiencia como cantante en La Pulga Funkera?

En principio me resultó algo complicado porque no tenía ningún tipo de conocimiento musical, esto fue algo que me ayudó a esforzarme y a descubrir facetas que desconocía de mi. Personalmente me sirvió para estar más segura de mi misma porque cantar en público me suponía una responsabilidad importante por miedo al fracaso. Además padecía “miedo escénico” algo que provocaba que no fuese natural en el escenario, esto me frustraba y me costó superarlo.

¿Te dedicarías profesionalmente a la música?

No, porque hoy en día mi principal objetivo es mi carrera universitaria. Además creo que es difícil sacar adelante un grupo y poder vivir de ello. Resulta complicado poder mantener un grupo unido porque siempre surgen discrepancias, ya que, cada uno tira para su terrano tarde o temprano.

¿Qué sientes cuando subes a un escenario?

Siento que puedo ser otra persona porque me transformo cuando canto. Es una forma de ver que la gente siente lo que quieres transmitirles a través de la música. Sientes una gran satisfacción porque lo que tu haces les gusta. Es una forma de hacer lo que no puedes hacer en tu vida corriente.

¿Cómo crees que hubiese sido tu vida si hubieses llegado a ser cantante?

Al contrario de lo que se pueda pensar yo me esperaba que fuese algo más sentimental que lucrativo. Si tienes como meta ganar dinero dejas de hacer música y la conviertes en aquello que en un principio te negabas a hacer.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad a la hora de crear las canciones?

La indecisión de los miembros del grupo a la hora de crear la melodía. Por mi falta de conocimientos musicales resulta muy difícil plasmar la letra de la canción en la música, puesto que yo me quedaba mentalmente con la melodía y luego escribía.

¿Qué estilo musical te hubiera gustado poder cantar?

Me hubiera dedicado a cantar música negra, pero descubrí que el estilo que más me gustaba era el flamenco. Es el género donde realmente expresas lo que llevas dentro. Aunque hoy en día se confunde el flamenco con el flamenco pop.

¿Echas en falta cantar en un grupo?

Si porque la experiencia que tuve es algo inexplicable que me gustaría que pudiese experimentar todo el mundo. Es algo que te engancha al probarlo y nunca puedes olvidarlo. Tarde o temprano acabaré volviendo a los escenarios.

Una vida paralela

Sara Morgado Martín de 21 años acaba terminar la Licenciatura de Música en la especialidad de violonchelo. Ha completado su formación musical colaborando en diversas orquestas y grupos de cámara a nivel nacional y europeo consolidándose en la ciudad de Berlín.

Además está muy interesada en el ámbito musical no clásico principalmente en el campo de la improvisación en grupos de heavy, folk y funky.

¿Qué significa para ti tocar el violonchelo?

Me gustaría que fuese mi profesión en el futuro. Empecé a los ocho años, he estado toda mi vida haciéndolo y lo veo como una forma de vida.

¿Crees que la música clásica está bien valorada en España?

No del todo, aunque va mejorando año tras año. Creo que al músico se le infravalora en general respecto a su trabajo y se tiende a pensar que éste no requiere esfuerzo. Considero que debemos alcanzar el nivel que tienen los países del centro de Europa porque es muy superior.

¿La música clásica es aburrida?

Claro que no es aburrida. El problema es que no estamos educados musicalmente desde que somos pequeños y la vida está vinculada hacia otros estilos como el pop, el rock…etc.

Para motivarse con la música clásica y ver que es algo realmente divertido recomiendo los conciertos didácticos tanto para adultos como para niños a los que se puede asistir en las mejores salas de Madrid.

¿Es necesario estudiar mucho para dedicarse profesionalmente?

Mas que estudiar mucho se requiere estudiar con cabeza, es decir, rendir lo máximo en el menor tiempo posible. En realidad somos deportistas, tenemos que ejercitar y estirar de forma adecuada los músculos que vamos a usar y no podemos cargarlos demasiado. Para estudiar adecuadamente hay que tener una rutina diaria que no se puede saltar porque se resiente el cuerpo. Yo he llegado a estudiar trece horas seguidas en un día.

¿Que tipo de sacrificios tiene la música?

Desde pequeña he tenido que compaginar el colegio y el instituto con el violonchelo teniendo un doble trabajo a mi cargo. Me he quitado tiempo para salir con mis amigos y para mi misma. He tenido mucha organización y disciplina desde pequeña y seguro que he madurado más rapidamente. Los problemas actuales que tengo son más de carácter económico porque cuando decidí que la música iba a ser mi profesión, me di cuenta de que tenía que asumir gastos elevados de compra y mantenimiento del instrumento, cursos de perfeccionamiento, fisioterapeutas…etc.

No tenemos ningún tipo de ayudas por parte del Estado y cuando las dan es de manera reducida.

Tengo entendido que a tu instrumento le pusiste un apodo ¿Por qué?

Si(risas) se llama Lucas, en realidad, para mi es como una persona más de mi entorno, va conmigo a todos los sitios. Es un compañero de viaje y tengo un vinculo muy estrecho con él porque paso muchas horas encerrada ensayando. Sin duda siento que forma parte de mi.

Además de música clásica has cultivado otros géneros ¿Qué diferencias existen?

Creo que la música clásica es aplicable a cualquier género. Lo divertido es que improviso y me dejo llevar por el ritmo. A veces eres creativo y te salen cosas muy interesantes. He hecho cosas muy diferentes: estuve en un grupo de folk llamado 3mm(en alemán) con el que empecé a improvisar, pero me gustaba algo más potente y por eso acabe en un grupo de heavy metal (Pink Panthers) y otro de funky (La Pulga Funkera).

El arte callejero en estado puro

El pasado 30 y 31 de mayo se celebró la cuarta edición del Festival Cultura Urbana. Se celebró en el Parque de la Marina del municipio madrileño San Sebastián de los Reyes y acudieron a la cita cerca de 30.000 personas en los dos días que duró el evento. En él se aunaron los cuatro elementos que conforman la cultura Hip Hop (Graffitti, Breakdance, Turntablism y la música Rap).

Parecen lejanos aquellos días en que este festival de la “cultura de la calle” se celebraba en el Matadero de Legazpi (Madrid) y su entrada costaba apenas 15 euros. Pero hace tan sólo dos años de aquellas tardes primaverales entre polvo, columnas, música, break y graffiti. Ahora este festival ha tomado una mayor dimensión e incluso acapara a los más grandes raperos americanos en sus conciertos: EPMD, Talib Kweli (en inglés), Redman (en inglés) o Ja Rule entre otros.

Actuación en el Matadero de Legazpi

Este año el evento ha cambiado de recinto celebrándose en el Parque de la Marina de San Sebastián de los Reyes (Madrid). Donde se reunieron en los dos días en que hubo actuaciones los mejores grupos de rap del panorama nacional y grandes figuras estadounidenses. Pese a que unas horas antes de su inicio se cayese el cabeza de cartel, el rapero de Compton The Game, por problemas fiscales en su país. El festival tuvo mucho éxito y acudieron casi 15.000 personas cada día, abarrotando hasta la bandera el recinto.

El evento, como todos los años, ha unido todos los elementos que conforman la cultura Hip Hop, de este modo estaba dividido en cinco grandes áreas:

Escenario Heineken (área musical):

Con una capacidad para 12.000 personas, este escenario volvió a ser la estrella del festival. En él se fueron sucediendo durante los dos días de actuaciones los mejores grupos de Hip Hop españoles (Violadores del Verso, Falsalarma, Xhelazz, Shotta entre otros), así como grupos y artistas internacionales (I AM (en francés), Immortal Technique, Talib Kweli). La estrella estaba llamada a ser el cabeza de cartel The Game, pero su incumplimiento contractual hizo que le tuviese que sustituir J-Ro del grupo Tha Alkaholiks (en inglés), quien no defraudó en el escenario.

Talib Kweli cuajó una gran actuación

Escenario Urban (área musical):

Con una capacidad para 7.000 personas, este escenario dispuso las actuaciones de un grupo mítico del Hip Hop norteamericano, EPMD, así como la de una joven promesa del rap francés, El Matador. Este escenario está previsto para las actuaciones de otros artistas que no se ciñen exlusivamente al rap. Se dieron cita otros géneros como el reggae o el dancehall, representados en esta edición por el madrileño Morodo y los jamaicanos Swan Fyahbwoy& Kikisound.

Grupo neoyorquino EPMD (Parrish Smith y Erick Sermon)

Escenario Ecko&Hip Hop Nation (área turntablism):

Los dos grandes patrocinadores del evento, la marca de ropa alternativa Ecko Untdl(en inglés) y la revista Hip Hop Nation presentaron en su escenario a los mejores dj´s del panorama underground en España: Jekey, Pacool o Neas entre otros hicieron bailar con sus bases marcadas por el bombo y la caja a todos los asistentes.

Escenario III EASTPAK BREAKDANCE BATTLE (área breakdance):

Este elemento de la cultura Hip Hop reunió a más de 200 b-boys(en inglés) de España, Europa y Estados Unidos que se enfrentaron en la competición de baile por un premio metálico de 4.000 euros. En esta edición se pudo ver con claridad el esfuerzo y dedicación que requiere este tipo de baile. Todos los b-boys intercambiaron saltos, piruetas y pasos en la que ha sido la competición más reñida en los tres años que lleva celebrándose. El primer premio recayó sobre Mind 180 de Florida (Estados Unidos) que estuvo luchando hasta el último momento con los holandeses, Rugged Solution, para alzarse con la victoria.

Escenario ART AREA by MTV&Vueling (área graffiti):

Este año se produjo la colaboración entre la cadena de televisión MTV y la compañía aerea Vueling. Estas empresas cada una por su parte dos logos de la cadena y un avión de 20 metros de longitud para que fuesen pintados por cinco de los artistas más importantes dentro del graffiti actual: 3ttman, SLK, Okuda, Sen2Collection y Pepa Prieto.

Graffitero pintando en el Urban Art del festival

Red Bull Batalla de Gallos de Madrid:

Se trata de una competición entre las jóvenes promesas del Hip Hop nacional. En ella se reúnen artistas de todo el país que luchan por lograr un puesto en la final que se celebrará en julio en el Festival del Grec de Barcelona. De esta final saldrá un representante para disputar la final internacional en México DF, donde se otorgará el galardón al mejor MC novel.

En la batalla de este año se proclamó como vencedor el venezolano Klopedia, en segundo lugar quedó el representate de Alcalá de Henares Kabuto, y, en tercera posición el madrileño Turi. La competición fue una sucesión de variados freestyle (rimas improvisadas) donde los participantes intentaron demostrar su originalidad y estilo a la hora de rimar.

Un evento que ha derrochado estilo urbano y ha plasmado perfectamente la estética del arte callejero. Lo único que ha podido empañar en cierta medida su espectacular puesta en escena fue la lluvia que cayó durante ambos días. A continuación se presentan varios enlaces con algunas de las mejores actuaciones de la presente edición del Festival Cultura Urbana:

Violadores del Verso

Falsalarma

Nach

Xhellaz

Shotta

I AM

Immortal Technique

Talib Kweli

J-Ro (Tha Alkaholiks)

EPMD

El Matador

Morodo

Swan Fyahbwoy& Kikisound