Entrevista a JML

José María Larrú, concido por el alias de JML es un mc y productor madrileño de estilos musicales como el dancehall, reggaeton, R&B, jungle drum & bass y new roots entre otros, que ha realizado alrededor de treinta trabajos distribuidos gratuitamente por Internet que le convierten en el artista underground español con más trabajos de la escena nacional.

Actualmente es uno de los beatmakers del equipo de Wahin Makinaciones y ha creado en más de una década de carrera ritmos e instrumentales para gente como Morodo, Mr. Rango, Rapsusklei, Dlux, Newton, El Piezas, Lion Sitté, ZPU, Zuri, El Garou, La Meka 55, Sr. Zambrana, Dakaneh, Alberto Gambino, Shabu, Xcese, Daddy Maza, Phone, Novato, Mad Muasel, TCap, Donpa, el panameño Kafu Banton, el francés Lord Diamen, Sir Samuel de Saïan Supa Crew, Porta, Kako, Latex Diamond o Daddy Banton, son parte de una lista compuesta por más de doscientos artistas.

Tras esta breve presentación y sin más dilación os dejamos con la entrevista a uno de los productores de referencia de la escena madrileña:

-Brevemente ¿Cómo fueron tus inicios en el rap?

Aunque mi memoria no es fiable del todo, recuerdo interesándome sobre todo por el proceso técnico de la historia. Lo que no se veía. Es decir, me preguntaba desde cómo se hacían esos ritmos “repetitivos” y contundentes hasta cómo llegan a la cinta (o el CD) que tu colega acaba de enseñarte. Cierto es que aquello de jugar con el lenguaje de una manera más sorprendente que el resto estimula, te lleva a escribir. Pero estoy casi seguro de que no empecé porque tuviera cosas que contar. Ops, perdona, dijiste “brevemente” (risas).

-¿A qué se debe tu alias?

Si te soy sincero, a día de hoy puede que me arrepienta de haber escogido algo tan básico como mis iniciales (José María Larrú), no me da todo el juego que desearía. Pero ya hay demasiados “Jotas”, y fuera de eso no se me daría bien buscar un a.k.a “molón” que me represente. No obstante, quizá lo cambie algún día, pero el papeleo echa para atrás (risas).

-¿Qué te llamó la atención de la cultura hip hop?

Como te contaba, principalmente el proceso. Seguramente lo que veía en la cultura hace diez años tenía que ver con delirios de grandeza, hacer llegar mis historias a todos los oídos y todo ese “subidón” con el que uno empieza, creyendo que va a comerse el mundo. Por suerte, supe ver en todo momento dónde estaba, si estaba progresando o no, y si realmente estaba pasando el rato o buscando cada vez más la calidad en cada cosa que hacía. La auto crítica es necesaria, amigos (risas). Como muchos otros mc’s, intenté también hacer algunas pintadillas, toquetear algunos vinilos e incluso darme algún batacazo que otro practicando un movimiento de break. Todo ello sin demasiado éxito, mientras la producción y el micrófono me absorbían cada vez más.

-¿Qué prefieres tu faceta como mc o como productor?

Como productor / beatmaker, sin duda. Será que tengo una mente más musical que literaria, o que escribir me resulta más limitado que componer… Pero el caso es que no presto demasiada atención a la faceta mc, no me preocupo de levantar mi “carrera”, ni de promocionarla… Digamos que es un hobby, algo que a algunos ha podido gustar, pero que yo no termino de disfrutar del todo. Supongo que veo tanta calidad y tanta voz en muchos artistas que te sientes tan pequeño como para no querer “competir” en ese terreno. Me expreso mejor con los sonidos, y personalmente, me considero bastante más válido para esto último.

-¿Qué cualidades cree que te definen como productor?

Mmm… vamos a tirarnos a la piscina: versátil y constante. Versátil porque no hay limitaciones para mí a la hora de crear beats. Todos los estilos son válidos, todo es un reto y jugaría con todos los elementos imaginables, logrando mejor o peor resultando, pero intentando no pisar nunca fuera del tiesto. No reniego de ningún estilo. Ni siquiera del reggaeton o del pop, que tan mala fama tienen (risas). Un beatmaker tiene que saber crear todo tipo de ritmos si se quiere dedicar a ello profesionalmente. El rap puede quedarse pequeño en algún momento, como me ha venido ocurriendo a mi con los años. No necesito ni mencionar ejemplos de productores de rap americanos que han tenido incursiones en proyectos de géneros muy distintos a lo urbano. Hablar de esto hoy en día, de hecho, es redundante. Y que me defina como constante se debe claramente al ritmo de producción, dado que no he dejado de hacerlo prácticamente ni una semana seguida de mi vida, y no ha habido ni un solo mes desde que empecé sin una referencia, un beat que he producido a alguien, un remix o cualquier otro lanzamiento. Non-stop, es el único método.

-¿Cómo aconsejarías a alguien que se quiere iniciar en la producción?

La pregunta anterior responde bastante bien a esta cuestión, versatilidad y constancia. Pero sí me gustaría recomendar que no se obsesionen con los resultados mediáticos, sino con la calidad de su música. Haz lo que sientas que tienes que hacer, y el resto llegará sólo. El método de muchos hoy por hoy es ir grupo tras grupo, MC tras MC ofreciendo sus beats, probablemente sin haber llegado a un nivel de calidad aceptable (de ahí que la auto crítica sea tan importante). Esto no sólo puede llegar a perjudicarles, ensuciando su nombre antes de tiempo, además es posible que sientan que no ha sido su trabajo y su talento lo que les ha hecho llegar ahí (si llegan), sino su labia y sus ganas de tener un nombre dentro de la escena. Lo bueno, sale a flote por sí solo.

-¿En que estás trabajando actualmente y que proyectos tienes planeados para el futuro?

Ahora mismo la “maquinaria” no para de funcionar, y en su gran mayoría, todos los beats que produzco van directos a WMBeats, la tienda online de beats de Wahin Makinaciones, sello al que pertenezco haciendo la función de beatmaker. Muy contento con esta etapa, y no tiene pinta de terminar la unión que tengo con esta familia. Pero nunca dejo de mezclar trabajos, y próximamente irán apareciendo muchas de las referencias en las que voy trabajando, de artistas de rap, reggae, dancehall, electrónica, etc… No me gustaría dar nombres, para garantizar una entrevista “atemporal”, como quien dice, pero es realmente difícil seguir las incursiones que voy haciendo a nivel producción o mezcla de artistas, porque esa constancia garantiza una continua expansión, y nadie sabe dónde y cuándo se puede encontrar algo donde haya “metido mano”. A nivel vocal, tengo unos cuantos temas que iré soltando, a modo de temas sueltos (singles), algunos de los cuales tendrán también videoclip. Tuve un problema grande con un disco duro donde se encontraba el trabajo que estaba preparando, escrito del todo, prácticamente grabado y con producciones de grandes productores nacionales. Perdí todo aquello sin posibilidad de recuperación (y muchos otros trabajos, material de producción, etc…) y la verdad es que se me quitaron un poco las ganas, así que creo que el formato “single” es lo que funciona hoy por hoy, lo que implica menos compromiso en el micrófono y así seguiré trabajando. También colaboro vocalmente en varios trabajos de mc´s o productores de inminente salida. Parecen pocos datos, pero estoy seguro de que no os costará encontrar todo ese material en las páginas webs habituales o en las redes sociales, que luego mencionaré para todo aquel interesado en seguir mis andanzas o las de los artistas con los que trabajo!

-A grandes rasgos ¿Cuáles son tus referentes musicales?

En un primer momento (la etapa más rap, por llamarlo de alguna manera), disfrutaba muchísimo con el rap francés, desde lo clásico a lo underground (y todo aquello sin hablar ni una palabra de francés). Sus composiciones y su sonoridad eran suficientes para consumirlo masivamente. Me saltaré la música electrónica, folclórica, popera o cualquier otra que haya podido escuchar entre medias y pasaré directamente a mi obsesión en el presente, el dancehall. En el micrófono intento ser original, aunque no puedo evitar que se me peguen ciertas características de toda la música que escucho, pero no he intentado seguir los pasos de nadie, sino más bien una combinación de todo lo que me ha ido llamando la atención. No podría mencionar algún referente a seguir, y como productor ocurre lo mismo, absorbo todo lo que escucho. Esto no significa que no admire el trabajo como para quedarme con los datos, todo lo contrario. Significa que admiro el trabajo de tantos y tantos artistas y productores que llega un momento en el que sólo puedo quedarme con lo que escucho, con los sonidos, con el ritmo, con la calidad, con los versos o las melodías, pero en muchos casos no con su imagen, o su historia, o sus apodos.

-¿Qué colaboración te gustaría poder realizar?

Mis respuestas podrían pecar de sosas o confusas, pero te tengo que decir lo mismo, me temo que no podría darte un nombre. Si colaborase con los artistas a los que admiro, me sentiría tremendamente presionado para estar a su altura (como MC más que como beatmaker, pero también). Y como nunca le he pedido a nadie una colaboración, sino que ha ido surgiendo, al final no veo diferencia entre colaborar con los grandes o con un artista desconocido, la cosa está en lo que represente para ti esa unión que estás creando. Podrían salir grandes cosas con todo tipo de artistas diferentes. Todo llegará (risas).

-¿Cómo ves el rap español en la actualidad?

Si te soy sincero, lo único que llega a mis manos (además de, obviamente, los trabajos que mezclo o produzco) son los trabajos con mayor notoriedad o mayor calidad sonora. Es imposible seguir los lanzamientos en una era en la que se suben a internet cincuenta maquetas diarias. Por eso dejo que me llegue. Y aunque me llega tarde, el rap español me llega, de mano de algún conocido o de las redes sociales, cuando haces clic en cualquier nuevo material. Y lo que opino es que por fin podemos ver la variedad que esperábamos. Ya tienes gente que lo canturrea más, gente más cruda, historias de todo tipo, rap en todas sus formas, etc… y eso venía haciendo falta desde hace mucho tiempo. Obviamente (y sin que nadie se enfade) siempre vamos a ir diez años por detrás de la música en el resto del mundo, y del rap, no podía ser de otra manera. Razones políticas, sociales y culturales hacen que aceptemos las nuevas tendencias con bastante retraso respecto a, por ejemplo, el resto de Europa. Pero la cosa va por muy buen camino, y hay muchos artistas que, para bien o para mal, están entendiendo lo que es tener personalidad propia, decir lo que quieres y no lo crees que tienes que decir, vestir como quieras vestir, y cantar si te apetece cantar, con efectos o sin ellos. Libre albedrío para el rap en España, es lo que hace falta para la evolución del mismo.

-¿Y concretamente la escena madrileña?

Te mentiría si te dijese que estoy al día en lo que a rap en Madrid se refiere. Hace años podría llevar Madrid como bandera, por disfrutar de crecer en una gran ciudad, con sus virtudes y sus defectos y ser adicto al ritmo de vida que implica la supervivencia en la capital. Pero el término se ha prostituido, y las realidades que pueden vivirse en Madrid son muy distintas, pero las que “el rap de Madrid” (y todos sabemos a lo que me refiero) intenta proyectar, no son las realidades que yo vivo. Eso no lo califica de bueno ni de malo, pero sí indica que me he quitado el patriotismo en ese aspecto y hoy por hoy pienso que podría haber nacido en cualquier sitio, que lo único que hubiera cambiado, probablemente, son las oportunidades laborales. En Madrid hay cientos de grupos o mc´s espectaculares de rap, reggae o dancehall, pero imagino que me estás preguntando por ese estereotipo del rap de Madrid y por los artistas que hoy por hoy cobran nombre y puede conocer alguien de otras ciudades. Ese tipo de rap, “el rap de Madrid”, denso, oscuro y callejero no me gusta en absoluto. Considero que se han encallado, no evolucionan musicalmente, y el nivel de esas rimas y de esas historias lo podría tener perfectamente un chaval a los catorce años, no rozando los treinta (o en ocasiones, con los treinta ya pasados hace tiempo). De Madrid me quedo con ejemplos de evolución musical como Xcese, Más Graves, Duo Kie, Black Bee, Bako & Dj Pache, etc…

-¿A nivel de producciones que te parece lo que se está haciendo en nuestro país frente a otros países destacados en este género musical como Francia o Estados Unidos?

Como he dicho, siempre vamos por detrás. No porque los productores no tengan o sepan llevar a cabo ideas originales, sino porque el público no las respalda desde el momento de su creación. Desde fuera, (y esto es así incluso para quien no quiera reconocerlo), los productores internacionales siempre nos han estado orientando hacia esos cambios, y los productores españoles vamos intentando engancharnos con éxito a todos esos estilos que van generándose a lo largo del mundo. Pero es normal que lleguemos tarde, no es culpa nuestra, sino de cómo se ha educado a nuestro oído y sobre todo de los medios, que no han aceptado la propagación de estilos urbanos masivamente. Sin embargo, en los países que nombras como ejemplo, sabemos que el rap tiene tantos seguidores como el pop (o más) y que la evolución del mismo es aceptada a un ritmo vertiginoso, lo que permite experimentar y, por tanto, hacer crecer la industria. Es decir, puede que haya productores en España (que los hay) capaces de estar al nivel de lo que se hace fuera, pero tristemente no van a ser reconocidos, sino criticados, ya me entiendes.

-¿Algo más que añadir?

Lo primero daros las gracias por la entrevista, y por dejarme este pedazo de hueco. Apuesto a que no sabíais que me enrollaba tanto cuando me lo propusisteis (risas). Y como he dicho, para todos los interesados, no deja de publicarse material en mi twitter (@JMLwmbeats) o en facebook (facebook.com/jmlwmbeats). Para cualquier cuestión, cualquiera puede escribirme a josemarialarru@gmail.com o echar un vistazo a los ritmos en nuestra tienda online www.wmbeats.com . Un abrazo para todos y todas, y no abandonéis vuestros sueños, por muy poético que suene. Nos vemos en todos lados!

Vía| Instituto Urbano

2 comentarios

  1. […] y estilos a los que son capaces de adaptarse. Las instrumentales del disco han sido producidas por JML, Lex Luthorz, J. Calabria, Baghira, Carlos Alberich, Azido The Black Cat y Dani’s Beats, además […]

  2. […] más allá y sólo un año después Rudeboys. Desde entonces ha colaborado con productores como JML o Daddy Cobra y este mismo mes ha lanzado el EP Hablo de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: